El Experimento de Milgram: el peligro de la obediencia a la autoridad

Contenido

¿Serías capaz de cometer un crimen? El experimento de Milgram pone en tela de juicio tu moralidad.


¿Puede cualquier ser humano cometer los más atroces crímenes contra la humanidad solo por obediencia a la autoridad? 
Es una pregunta que muchos académicos se han preguntado a lo largo del siglo XX, sobre todo después de presenciar crímenes masivos contra la humanidad como los campos de exterminio del III Reich o las guerras entre potencias económicas. Circunstancias límite en que la violencia y la muerte eran percibidas con indiferencia por una parte importante de la población.

De hecho, han sido un buen puñado los investigadores que han dado un paso más allá y han tratado de encontrar las claves psicológicas que explican por qué, en determinadas circunstancias, los seres humanos somos capaces de transgredir nuestros valores morales.

Libros: 'Milgram', el experimento que demostró que somos todos 'zombis' sin  voluntad

La mecánica del experimento

El sujeto reclutado o maestro fue instruido para enseñar pares de palabras al aprendiz y de que, en caso de que cometiera algún error, el alumno debía ser castigado aplicándole una descarga eléctrica, que sería 15 voltios más potente tras cada error

Evidentemente, el alumno nunca recibió descargas. Sin embargo, para dotar de realismo la situación de cara al participante, tras pulsar el interruptor, se activaba un audio grabado anteriormente con lamentos y gritos que con cada interruptor incrementaba y se hacían más quejumbrosos. Si el maestro se negaba o llamaba al investigador (que se hallaba cerca de él en la misma habitación) éste respondía con una respuesta predefinida y un tanto persuasiva: “continúe por favor”, “siga por favor”, “el experimento necesita que usted siga”, “es absolutamente esencial que continúe”, “usted no tiene otra opción, debe continuar”. Y en caso de que el sujeto preguntara quién era responsable si algo le pasaba al alumno, el experimentador se limitaba a contestar que él era el responsable.

LA ÉTICA PROFESIONAL Y EL EXPERIMENTO DE MILGRAM PROFESSIONAL ETHICS AND  THE MILGRAM EXPERIMENT

Resultados

Durante la mayor parte del experimento, muchos sujetos mostraron signos de tensión y angustia cuando escuchaban los alaridos en la habitación contigua que, aparentemente, eran provocados por las descargas eléctricas. Tres sujetos tuvieron “ataques largos e incontrolables” y si bien, la mayoría de los sujetos se sentían incómodos haciéndolo, los cuarenta sujetos obedecieron hasta los 300 voltios mientras que 25 de los 40 sujetos siguieron aplicando descargas hasta el nivel máximo de 450 voltios. 

Esto revela que el 65% de los sujetos llegó hasta el final, inclusive cuando en algunas grabaciones el sujeto se quejaba de tener problemas cardíacos. El experimento concluyó por el experimentador tras tres descargas de 450 voltios.

Milgram: Experimento sobre la obediencia – mente & comportamiento

Debate:

¿Y tu serías capaz de seguir dando descargas aún sabiendo que la otra persona esta sufriendo?¿Alguna vez has hecho algo que no querías y que dañaba otros solo por que te lo han mandado?Comenta queremos saber tu opinión.

Adiós debate de candidatos a la alcaldía de Puebla | Reto Diario
Estamos desenado leer tu opinión.

Información

Si te ha gustado la noticia nos ayudaría mucho que comentes, compartas o te pases por nuestras redes sociales:

Instagram: https://www.instagram.com/gomutak/?hl=es .

Twitter: https://twitter.com/gomutak?lang=es .

Facebook: https://www.facebook.com/gomutak/ .

Pagina web: https://gomutak.com/ .

Además de esta noticia tienes muchas más que puedes leer aquí: https://gomutak .

Fuente original: https://www.vozpopuli.com/sanidad/salud-mental-espana_0_1399360777.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

15585

Recibe las últmas noticias

Suscríbete a gomutak

15856
Responsable: Kerman Sanjuan Malaxechevarria(Gomutak)Finalidad: Gestionar la solicitud que realizas en este formulario de contacto.Legitimación: Consentimiento del interesado.Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal.Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: juan@gomutak.com.Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí (poner enlace política de privacidad).
Ir arriba