¿Qué síntomas encontramos en la Esquizofrenia?

Delirios o ideas delirantes:

Son creencias falsas que la persona sostiene firmemente y que son irreductibles a la lógica. Para ello la persona que padece el trastorno psicótico se apoya en algunos detalles de la realidad, aunque los interpreta de una manera errónea. Estos pensamientos son de los siguientes tipos:

  • Delirios de persecución
  • Delirios de grandeza
  • Delirio de perjuicio
  • Delirios somáticos
  • Delirios erotomaníacos
  • Delirios celotípicos
  • Delirio de referencia o autorreferencialidad

Alucinaciones:

Son percepciones en las que la persona escucha, ve o siente cosas que se originan en el interior de su propio cerebro y que, aunque él las vive como si fueran reales no lo son. Estas sensaciones se tienen a través de los órganos de los sentidos

  • Auditivas
  • Táctiles o cenestésicas
  • Olfativas
  • Gustativas
  • Visuales

Alteraciones en el pensamiento

El pensamiento en ocasiones se desorganiza, se pierde la capacidad de asociar ideas y éstas cambian de un tema a otro sin conexión. Cuando ésta pérdida es grave y el contenido es incoherente lo denominamos desorganización del pensamiento.

Alteraciones en la afectividad

El paciente puede tener dificultad para expresar lo que siente (aplanamiento o embotamiento afectivo), pueden desaparecer los sentimientos de calor y afecto hacia los demás y puede tener cierta dificultad para mostrarlos.

Alteraciones en la conducta

En cuanto al comportamiento, el paciente puede abandonar su aseo personal, puede aislarse de sus familiares y amigos al perder la motivación y la energía, tener un sentimiento de vacío e incluso presentar conductas extravagantes o no adecuadas que pueden ser influenciadas por lo que le dicen sus alucinaciones y por el contenido de sus delirios.

Alteraciones en la cognición

El paciente puede tener cierta dificultad para mantener la atención y para atender a varias tareas a la vez, así como puede tener algunos fallos de memoria. También puede presentar una disminución en sus capacidades para realizar algunas conductas creativas y socialmente aceptadas. Debemos destacar también que a pesar de que estos síntomas puedan aparecer en los momentos más agudos de la enfermedad, el paciente si cumple adecuadamente con su tratamiento puede llevar una vida normal.

Ir arriba